Editorial

¡Bienvenidos a nuestra web!

Ustedes se estarán preguntando cuál es el motivo por el cual decimos estar muy orgullosos… Saben que un adolescente de 15 años, a punto de ingresar a la escuela de Cadetes de Bomberos Voluntarios de San Martín, Juan Cruz Amerise, hijo de un Bombero perteneciente al Destacamento de Loma Hermosa, la semana observó cómo un automóvil manejado por delincuentes que huían de la policía, atropellaba a una señora y a su beba de 7 meses de edad, las que por efecto del impacto volaron por el aire y cayeron de inmediato en el suelo.
Este futuro “Bomberito” Juan Cruz, corrió rápidamente a levantar a la beba, notando que había dejado de respirar.

“¡Más que orgullosos de colaborar
con Bomberos Voluntarios!”